Archivo del Autor: Iris Barbuzano

64.º aniversario de la fundación del IEHC

El martes 28 de marzo de 2017 el IEHC celebró el 64.º aniversario de su fundación. Se reunieron más de un centenar de asistentes, entre los que se contaban socios numerarios, socios de honor, Junta directiva y representantes de la corporación municipal, que se dieron cita en nuestra sede para celebrar tan importante evento. Se hizo entrega de insignias a los socios numerarios que fueron llamados por orden de antigüedad, de más reciente a más antiguos.  Además se hizo entrega de reconocimientos a título póstumo a D. Juan reyes Bartlet , y a D. Agustín Ruiz Álvarez. Así mismo, la institución reconoció a Melecio Hernández Pérez como socio de honor haciéndole entrega de un recuerdo que testimonia esta decisión de la junta de gobierno que fue ratificada por la asamblea. El homenajeado no pudo contener la emoción al dictar unas palabras donde manifestó la satisfacción personal que suponía para él tal designación. 

 

Ciclo ‘Juan Coello’. Conferencia “Expedición a la isla del Coco”

 

 

 

 

El viernes 10 de marzo de 2017, tuvo lugar la primera de las conferencias que integrarán el nuevo ciclo ‘Juan Coello’. Llevó por título “Expedición a la isla del Coco”. Pacífico Oriental Tropical. Costa Rica, y fue impartida por José Carlos Hernández, profesor del Departamento de Biología animal. Facultad de Biología de la ULL.

Presentación del libro “Memorias del agua en Taoro y Perú”

El lunes 20 de marzo de 2017 tuvo lugar la presentación del libro Memorias del agua en Taoro y Perú, de los autores Isidoro Sánchez García, Eduardo Sánchez García y Manuel Méndez Guerrero. La presentación estuvo a cargo de Juan Carlos Santamarta Cerezo, profesor de la Universidad de La Laguna y decano del Colegio de Ingenieros de Montes.

SESENTA Y CUATRO AÑOS DE COMPROMISO CULTURAL. García en blog (30/03/2017)

SESENTA Y CUATRO AÑOS DE COMPROMISO CULTURAL. Salvador García Llanos.

 Solo faltaron a la cita -ausencia elegantemente justificada y disculpada por un solvente Eduarzo Zalba como presentador- los familiares de Antonio Ruiz Álvarez, primer secretario general del Instituto de Estudios Hispánicos de Canarias (IEHC) que conmemoró el sesenta y cuatro cumpleaños de la inauguración de su sede, en la calle Quintana, en la planta inferior del que fue convento y del actual colegio ‘Tomás de Iriarte’. Pero estaban las hijas de Isidoro Luz Carpenter, Magdalena y Constanza, y los hijos de Juan Reyes Bartlet, Ramiro e Isolda, para conceder licencia a la nostalgia de tres grandes valedores de la cultura portuense, de quienes se esmeraron para que el Instituto, contra penurias y estrecheces, enarbolase la bandera intelectual de la ciudad. Estaban los citados, el alcalde, Lope Afonso; el actual presidente de la entidad, José Cruz Torres; sus directivos, socios y otras muchas personas que son fieles a las convocatorias y a sus actos.

Fue una tarde-noche evocadora de más de seis décadas de producción cultural. Los socios, recibiendo las insignias. Los descendientes de los directivos fundadores, con un merecedísimo reconocimiento a títulos póstumo. Con el memorialista Melecio Hernández Pérez, luciendo su bien designada condición de socio de honor. Y con el grupo vocal ‘Reyes Bartlet’, heredero de los mejores valores de la densa trayectoria de la coral y de la asociación cultural -el gran descubrimiento de la noche, José Híjar Polo al frente-, interpretando tanto antiguas canciones populares comoTres epitafios, de Rodolfo Halffter, con texto de Miguel de Cevantes.
Sesenta y cuatro años dan para mucho. Allí se han concentrado exposiciones pictóricas, manifestaciones artísticas, actuaciones musicales, conferencias, investigaciones, entrevistas, presentaciones de libros y publicaciones, recitales poéticos, la copiosa biblioteca… Es muy meritorio haberse mantenido desafiando las limitaciones físicas, primero; y las económico-financieras, después. Lo ha hecho, aunque sea una frase hecha, contra viento y marea. Sus presidentes, sus directivas, sabían que solo su perseverancia favorecería el desarrollo de ejercicios y tareas con las que mucha gente no sintoniza. Hay que agradecerles ese esfuerzo, esa constancia. Dando mucho y recibiendo a cuentagotas. Pero, sin rendirse, con capacidad para seguir creando y manteniendo encendida la llama cultural. Cuantas promesas incumplidas, cuantas demoras… No importa: ahí sigue el Instituto, con sus secciones, con su decisiva conribución a los museos del municipio, con su foro abierto para defender libertades y pluralismo y para que muchos creadores tuvieran su primera oportunidad.
Allí estaban todos, compartiendo la licencia para la nostalgia y las ganas de seguir abriendo surcos, sembrando la simiente que siempre habrá de germinar. Allí estaban los entusiastas y los silenciosos, los que siempre acuden, los que trabajan intramuros, los herederos y los ilustres de que han forjado una trayectoria que es, en buena medida, la historia de la cutura del Puerto de la Cruz en aquella modesta y tranquila estancia de cuya apertura se han cumplido ya sesenta y cuatro años.
¡Enhorabuena!

64 º Aniversario del IEHC, por Evaristo Fuentes (30/03/2017)

64 º Aniversario del Instituto Hispánico.
Se celebró el pasado martes 28 de marzo, un Acto Institucional con motivo del 64º aniversario del Instituto de Estudios Hispánicos de Canarias (IEHC), en el Puerto de la Cruz. El acto fue igual de sencillo que de suntuoso. Tengo la fecha de inscripción como socio del Instituto en el año 2002, puesto que la heredé de mis suegros, en concreto en el óbito de mi suegra, que se produjo ese año. Pero yo frecuento y frecuentaba el IEHC desde mucho antes, desde hace uno sesenta años. Y voy a comentar dos anécdotas. La primera es inolvidable y la tengo apuntada en mi diario, fue exactamente el día miércoles 10 de enero de 1962 (¡hace ahora cincuenta y cinco años!), cuando asistí a la conferencia de César González-Ruano, periodista y poeta lírico, novelista y autor dramático, aunque tuvo problemas con la política. Pero lo más importante para mí fue que asistí a aquella conferencia con mi novia, la que hoy es abuela de mis nietos.
La otra anécdota, es que en los Cursos para Extranjeros de cada año, siempre solía colarme al entresuelo lateral y desde allí oía el acento canario auténtico de don Telesforo Bravo, explicando a los cursillistas las maravillosas diapositivas de todas y cada una de las Islas—incluidas las Islas Salvajes, donde don Telesforo pernoctó al menos una vez– diapositivas que proyectaba con ayuda de su hijo Jesús y su yerno Juan.
Solo me queda felicitar al IEHC por la preparación y realización de este importante acto en su 64º aniversario. Y un abrazo especial a Melecio Hernández Pérez, nombrado socio de honor, que se dejó llevar por la emoción entrecortada, al pronunciar su como siempre bien hilvanada redacción. Sin que nadie lo notase, casi me emocionó a mí también, porque eso se contagia, pero no como una enfermedad, sino como la salud mental que trasmiten las personas de bien como Melecio.
Muchas gracias, queridos amigos del Instituto, por hacerme pasar un rato tan agradable como inolvidable.
Espectador= Evaristo Fuentes