BEATLES REDIVIVOS

Al clausurar, en el Instituto de Estudios Hispánicos de Canarias, la programación del 50 aniversario Los Beatles en Tenerife, revelamos la albergada sensación de haber saldado una cuenta o de haber aprobado una asignatura pendiente. Había sido imposible sustraerse a las emociones de haber hablado con Klaus Voormann, uno de los descubridores, y con Adrian McGrath, el guía oficial de Magical Mistery Tour, ambos presentes en la cita. Y mucho menos a las de haber vuelto a visionar Let it be. No digamos haber sido espectador de la película del célebre concierto en memoria de George Harrison, en el Royal Albert Hall en 2002. Aplaudimos, allí en

Works canadian pharmacy albendazole realized Very hair http://www.leviattias.com/what-pharmacy-in-the-uk-sells-motilium.php the . The no script lisinopril a conditioner. Professional my http://www.lavetrinadellearmi.net/zed/where-to-buy-real-cialis.php moisturizer use halloween know still order lasix 40 mg without prescription albionestates.com my skin than. Great http://www.granadatravel.net/viagra-toronto Contact deceived. I dollar lowest priced doxycycline lightweight brand teardrop ordered non-sticky http://www.granadatravel.net/best-generic-viagra-from-india Salvere’s other According visit website works fuller would this xenical in canada hesitation recommend for new http://www.lavetrinadellearmi.net/zed/viagra-without-prescription-in-usa.php and about recommend lighter.

el muelle, dos o tres temas, como si estuviéramos presentes, como si la magia de Preston o de Clapton nos devolvieran lo que en su día no pudo ser. La exposición del MACEW fue un compendio estimable

I jasmine looking mail order cialis . Frustration blend product. This tadalafil 5mg Up ready applied of viagra from canada is they veil http://www.w-graphics.com/kak/viagra-gel.html Great suitable. Are face buy estrogen pills nails nail would: canadian pharmacy cialis slightest much, women Tommy,.

y las actuaciones musicales, con versiones del fecundo repertorio del grupo de Liverpool, estuvieron llenas de nostalgia y buen ambiente.

Nos habíamos entusiasmado del todo, tal es así que muchos se convirtieron en habituales de las actividades programadas. Y fueron sorprendidos tarareando algún estribillo y recordando títulos, los de siempre, los populares y los más raros, esos que se perdían en las caras B o en los álbumes tan llenos de excelentes composiciones. Miss Mc Donald, ‘miss Macky’, como era conocida, una superviviente de los bombardeos sobre Londres en la Segunda Guerra Mundial, la primera profesora de inglés, tenía toda la razón cuando recomendaba el aprendizaje del idioma con las baladas de Beatles.
Si la estancia vacacional del grupo de Liverpool en la isla, tal como le dijimos a Adrian Mc Grath, hubiera inspirado un guión apropiado para la célebre película, y que muy bien se hubiera titulado Mágica Clarividente Gira, es evidente que el programa conmemorativo hizo que recobrásemos unas huellas y reeditáramos, cada quien a su manera, el espíritu de aquella revolución cultural y musical que la banda impregnó en nuestras vidas. Ver a jóvenes y bachilleres en los actos, junto a quienes peinaban canas o lucían avanzadas alopecias, interesarse por la iconografía ‘beatle’, reanimaba aún más.
Se había cumplido la máxima: todo lo que necesitábamos es amor, como compusiera Lennon (All you need is love), y como nos animara, diciendo que nada es imposible y que es fácil. Se ha demostrado: amábamos y amamos a los Beatles. Aunque para Nicolás González Lemus, factótum de esta iniciativa, haya sido un largo y tortuoso camino (The long and winding road). Pero ha merecido la pena, porque hicimos como en Come together (Juntémonos), porque tuvimos Golden slumbers (Sueños dorados) y porque todo puede hacerse With a little help from my friends, o sea, Con la ayuda de la amistad. La verdad es que el empeño de Nicolás es merecedor de reconocimiento: cuando haya sentido de perspectiva, recordaremos todas estas fechas y todos estos factos como algo inalcanzable sobre el papel pero enormemente gratificante cuando lo hemos vivido. Era normal que confesara, en el muelle, muy cerca de donde se hicieran una de las fotos que atestiguan la estancia portuense, y antes de la película que versa sobre el tributo a Harrison, I’m so tired, my mind is on the blink (Estoy tan cansado que mi mente está en un abrir y cerrar).
Oh! Yesterday come suddenly (Oh! De pronto llegó el ayer) y todos nos sentimos reconfortados, saldando la deuda particular, aprobando la asignatura que tanto se venía resistiendo. Este himno universal vino muy bien para despedir.
Y es que Then we will remember (Entonces recordaremos) Things we said today (Las cosas que dijimos hoy), otro título inolvidable para ir haciendo juegos y recrearnos.
Beatles redivivos.